Se fabrican cada vez más electrodométicos que ahorran energía

Fabricantes de productos para el hogar apuntalaron sus líneas de mayor eficiencia energética.

cc310117n018f12.jpg_258117318

El ‘sinceramiento tarifario’ del Gobierno apuró los planes de las compañías de electrodomésticos por desarrollar y lanzar productos que permitan un ahorro energético. Heladeras, acondicionadores de aire, lavarropas, cocinas, calefones con el etiquetado “A” (los más eficientes, en una escala que va hasta la letra G), son más caros, pero permiten reducir el consumo de energía hasta en un 90%, según datos de Afarte, la asociación de fabricantes de electrónica de Tierra del Fuego.

Desde 2014, LG Electronics viene trabajando en productos con tecnología Inverter, que reduce el consumo de sus acondicionadores de aire, lavarropas, heladeras, lavavajillas y aspiradoras. “Esto permite, en el caso de los acondicionadores, reducir el consumo en un 35% en el modo frío a 40% en calefacción, ya que se evitan los picos de consumo por encendido y apagado del compresor”, destacó Pedro Andrade, gerente de Marketing de la firma de origen coreano. “Las ventas de estos equipos pasaron de representar 1% del mercado en 2015, a un 5% en 2016 y este año esperamos que lleguen al 15%”, dijo.

Previendo un cambio en el esquema tarifario, la marca Longvie selló hace dos años una alianza con Energe, una firma mendocina fabricante de termotanques solares. En 2016 lanzaron en conjunto seis modelos de termotanques solares que “antes sólo se comercializaban por internet y hoy están disponibles en cadenas de retail y comercios de todo el país”, comentó Eduardo Zimmermann, gerente Comercial de la firma.

Según su visión, “la tendencia es ir hacia equipos con mayor eficiencia. Aunque las ventas vienen rezagadas porque la diferencia de precios es grande en algunos productos y hubo una caída general del mercado, esperamos que repunten si se lanzan líneas de financiación especiales”.

Para Zimmerman, “uno de los productos estrella va a ser el calefón sin piloto. Se trata de una tecnología que lleva varios años de desarrollo pero no tenía una demanda importante mientras las tarifas estuvieron subsidiadas. “El ahorro mensual por carecer de una llama encendida pasivamente todo el tiempo, equivale al consumo de un calefactor de 3.200 kilocalorías prendido durante 27 horas. Y la diferencia de precio con un equipo convencional es de apenas un 10%”, detalla.

La marca Whirlpool inauguró el año pasado una línea de producción de lavarropas y cocinas de alta eficiencia. En el caso de las cocinas, introdujeron un “timer” que permite programar la cocción y apagar automáticamente el horno. Y en el de lavarropas, consumen un 50% menos de energía y 70% menos de agua. En cuanto a heladeras, la tecnología “no frost” permite ahorrar 50% de energía, aunque su precio es un 40% mayor al de las convencionales. “Es un mercado que va a ampliarse, ya que sólo el 20% de las heladeras que se venden en Argentina son no frost, cuando en países vecinos son el 80%”, señaló Alejandro Toscano, gerente de Asuntos Públicos de Whirlpool.

En el caso de la firma Peisa, en tanto, amplió su línea de termotanques solares y calefones sin piloto, que permiten ahorros de entre un 20 y 70% en el consumo de gas, según el equipo. “Aunque aún no se notó un aumento en las ventas, creemos que van a crecer porque hay mayor conciencia de la necesidad de un ahorro energético y porque las tarifas aún no alcanzaron los valores reales de la energía”, apuntó Andrea Bernardini, gerente de Marketing de la firma.

Fuente:http://www.cronista.com/negocios/Por-el-tarifazo-se-fabrican-cada-vez-mas-electrodometicos-que-ahorran-energia-20170131-0044.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*