20 de julio de 2024

Emiratos Árabes logra un rápido progreso en proyectos de energía solar.

Los proyectos adelantados de energías limpias y renovables de Emiratos Árabes Unidos lo posicionan como el líder del sector a nivel mundial.

Emiratos Árabes Unidos (EAU) está implementando proyectos de energía limpia y renovable como una estrategia para combatir el cambio climático y ha dado los primeros pasos para utilizar este tipo de energía, en particular la energía solar, para satisfacer la mayor parte de sus necesidades energéticas para alcanzar el desarrollo sostenible y conservar el medio ambiente.

EAU se está preparando para despedirse del petróleo y lograr un equilibrio entre el desarrollo económico y la preservación de un medio ambiente limpio, saludable y seguro, reforzando su liderazgo mundial en la adopción de tecnologías de energía limpia, en particular la energía solar, a través de una cartera de estaciones de energía, que incluyen la planta de energía solar Noor Abu Dhabi, la estación de energía solar Shams en Abu Dhabi y el parque solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum en Dubai, que dependen todo el año del clima soleado del país.

La celebración de la 28.ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) en noviembre permitirá a EAU crear una plataforma global interactiva para mostrar su trabajo hacia la transición a la energía renovable, especialmente a la energía solar.

Emiratos planea aprovechar los recursos renovables para satisfacer alrededor del 50 por ciento de sus necesidades energéticas para 2050.

Y para lograr este objetivo, la energía solar juega un papel vital en el plan estratégico de EAU, que busca conseguir la neutralidad climática para 2050, marcando la culminación de sus esfuerzos en la acción climática durante las últimas tres décadas.

La energía solar ayudará a lograr los objetivos de la estrategia, que incluyen la diversificación de las fuentes de ingresos, la creación de oportunidades para el crecimiento económico, social y sostenible, y el mantenimiento de un equilibrio entre el desarrollo sostenible y la reducción de los efectos del cambio climático, además de la construcción de una economía basada en el conocimiento y la utilización de tecnologías limpias para lograr un desarrollo sostenible y crear una combinación diversa de fuentes de energía.

Una segunda fuente de energía

La energía solar es la segunda fuente de energía eléctrica producida en Emiratos Árabes Unidos, ya que el país cuenta con un clima soleado todo el año. El sol es una alternativa ideal para generar energía renovable y sostenible que ayudará a concretar la estrategia de cero emisiones de gases de efecto invernadero del país a costos competitivos.

La planta apoyará la diversificación de las fuentes de energía de Abu Dhabi, además de aumentar su capacidad general de producción de energía y reducir sus emisiones de dióxido de carbono.

La planta tiene como objetivo reducir las emisiones de carbono del emirato en más de 2,4 millones de toneladas métricas al año, lo que equivale a retirar unos 470.000 automóviles de las carreteras y proporcionar electricidad a más de 160.000 hogares en Emiratos Árabes Unidos.
La planta de energía solar concentrada más grande

La cuarta fase del Parque Solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, gestionado por la Autoridad de Agua y Electricidad de Dubai (DEWA), tiene una capacidad de 950 MW bajo el sistema de productor de energía independiente y es la planta de energía solar concentrada (CSP) más grande del mundo ubicada en una misma área.

La planta combina tecnologías de energía solar fotovoltaica y CSP, y su cuarta fase generará 700 MW de energía CSP y 250 MW de energía a partir de paneles solares fotovoltaicos.

Esta fase utiliza un sistema de reflectores de corte equivalente con una capacidad total de 600 MW, o tres unidades con una capacidad de 200 MW cada una, así como la torre solar más alta del mundo de 262,44 metros con una capacidad de 100 MW utilizando tecnología de sales fundidas.

Cuando se complete, la cuarta fase será el proyecto de almacenamiento de energía solar más grande del mundo, con una capacidad de 15 horas, haciendo que la energía esté disponible las 24 horas. Actualmente, 300 MW de producción de energía CSP han estado operando bajo la cuarta fase del proyecto, con 100 MW provenientes de la torre solar y 200 MW del sistema de Reflectores Cilindro Parabólicos, además de 217 MW de paneles solares fotovoltaicos, lo que lo convierte en el mayor operativo de CSP en el mundo.

La central solar de Shams, ubicada en Al Dhafra, Abu Dhabi, es una de las centrales CSP operativas más grandes del mundo, con una capacidad de 100 MW. Es un proyecto de energía renovable pionero en Emiratos Árabes Unidos y es la primera planta de CSP a gran escala en Oriente Medio y el Norte de África.

La estación se encuentra a unos 120 kilómetros (km) al suroeste de Abu Dhabi y a 6 km de la ciudad Zayed. Esta ubicación fue elegida por su amplio espacio, altos niveles de radiación solar directa y fácil acceso a la infraestructura de la red de la energía existente.

La selección del sitio también está en línea con los objetivos de desarrollo económico de Abu Dabi, que incluyen la estimulación de la actividad económica en Al Dhafra.

Establecida en 2013, la estación de energía solar de Shams respalda los esfuerzos de EAU por diversificar su combinación energética y reducir su huella de carbono mediante la compensación de alrededor de 175.000 toneladas de dióxido de carbono al año, lo que equivale a plantar 1,5 millones de árboles o retirar 15.000 automóviles de las carreteras de Abu Dhabi. Desde su lanzamiento, Shams ha ayudado a lograr el objetivo de EAU de generar el 27 por ciento de su electricidad a partir de fuentes de energía limpia en 2021, y se espera que contribuya con el 50 por ciento para 2050.

La estación, que cubre un área de 2,5 kilómetros cuadrados, utiliza más de 768 colectores cilindroparabólicos para proporcionar electricidad sostenible, segura y de bajo coste.

Shams es una central de CSP en la que se genera electricidad a partir del calor solar. La estación utiliza cilindros parabólicos reflectantes, con filas de espejos que capturan el calor del sol y lo convierten en energía eléctrica a través de una turbina de vapor avanzada. El calor se transfiere de manera segura y eficiente desde el campo solar a un ciclo cerrado de agua y vapor utilizando aceite sintético de alta temperatura con la ayuda de un generador de vapor solar.

El vapor se calienta a una temperatura alta dentro de los sobrecalentadores y luego se bombea para impulsar la turbina, que alimenta un generador de 15 kilovoltios con una potencia eléctrica neta de 100 MW, suficiente para suministrar electricidad a 20.000 hogares.

Shams permite a EAU diversificar sus fuentes de energía y reducir su huella de carbono.

El mayor proyecto de producción de energía solar en un solo sitio

El Parque Solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum, administrado por DEWA, es el proyecto de energía solar en un solo área más grande del mundo bajo el modelo de Productor de Energía Independiente (IPP). Su capacidad de producción alcanzará los 5.000 MW para 2030, con una inversión total de hasta 50.000 millones de dirhams.

Una vez completado, el parque solar ayudará a compensar más de 6,5 millones de toneladas de emisiones de carbono al año. Los proyectos solares que operan actualmente dentro del parque tienen una capacidad de 2.327 MW utilizando tecnología de paneles solares, paneles fotovoltaicos y CSP.

La capacidad de energía limpia de la combinación energética de Dubai es del 15,7 por ciento, y se espera que alcance el 25 por ciento para fines de 2030.

El parque solar ayudará a lograr la Estrategia de Energía Limpia 2050 de Dubai y la Estrategia de Emisiones Netas de Carbono Cero, destinadas a generar el 100 por ciento de la capacidad energética del emirato a partir de fuentes de energía limpia para 2050.

La primera fase del proyecto comenzó con una capacidad de 13 MW con paneles fotovoltaicos en octubre de 2013, seguida de la segunda fase con una capacidad de 200 MW con paneles fotovoltaicos en marzo de 2017.

La tercera fase se puso en marcha en noviembre de 2020, con una capacidad de 800 MW utilizando paneles fotovoltaicos, mientras que la cuarta fase tendrá una capacidad de 950 MW, con 700 MW provenientes de CSP y 250 MW de paneles fotovoltaicos. El parque tiene una capacidad operativa de 517 MW y se está trabajando para completar los proyectos restantes.

La quinta fase tendrá una capacidad de 900 MW con tecnología de paneles solares fotovoltaicos, y 800 MW ya están operativos y se está trabajando para completar los proyectos restantes.

La sexta fase tendrá una capacidad de 1.800 MW mediante paneles solares fotovoltaicos y se operará en varias etapas.

La planta de energía solar independiente más grande

La planta de energía solar independiente más grande del mundo, la planta de energía solar Noor Abu Dhabi, comenzó sus operaciones comerciales en abril de 2019. Ubicada en Sweihan, con una superficie de 8 km2, comprende 3,2 millones de paneles solares.

Produce alrededor de 1,2 GW de energía, lo que reduce la dependencia del gas natural y ayuda a compensar la huella de carbono en un millón de toneladas métricas al año.

Noor Abu Dhabi es el primer gran proyecto de la compañía de agua y electricidad emiratí que utiliza tecnología sostenible y es un hito importante en la transformación del sector energético. Además de su tamaño, el proyecto también batió otro récord en su proceso de licitación en septiembre de 2016, cuando obtuvo la tarifa más competitiva del mundo con 8.888 fils/kWh.

La Compañía Nacional de Energía de Abu Dabi (TAQA) posee el 60 por ciento del proyecto, mientras que Marubeni Corporation y Jinko Solar poseen el 20 por ciento restante cada una.

El proyecto ha ganado muchos premios durante su fase de desarrollo, además de ser nombrado Mejor Proyecto de Generación de Energía del Año en los Premios de Proyectos MEED de 2020 y Mejor Proyecto del Año en los Premios de la Asociación de la Industria Solar de Medio Oriente (MESIA) de 2020.

Primera central hidroeléctrica en la región del Golfo Arábigo

DEWA está construyendo la primera central hidroeléctrica que utiliza tecnología de agua almacenada en la región de Hatta de Dubai, la primera de su tipo en los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), con una capacidad de producción de 250 MW y una capacidad de almacenamiento de 1.500 MW horas. La vida útil esperada de la estación es de hasta 80 años, con una inversión de 1.421 millones de dirhams. Se espera que el proyecto esté terminado en el cuarto trimestre de 2024.

La central hidroeléctrica se basará en el agua almacenada en la represa de Hatta y en otra represa superior en la región montañosa para generar electricidad. Las turbinas avanzadas impulsadas por energía limpia producida por el Parque Solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum operarán en reversa para bombear agua desde la presa Hatta hasta la presa superior. Cuando sea necesario, las turbinas generarán electricidad y la suministrarán a la red de DEWA aprovechando la energía del agua que fluye desde la presa superior hasta la presa de Hatta a través de un canal de agua subterráneo que se extiende 1,2 km. Se espera que la eficiencia de producción de electricidad y el ciclo de almacenamiento de la estación alcancen el 78,9 por ciento, con una respuesta inmediata a la demanda de energía en 90 segundos.

Fuente: https://www.elcorreo.ae/articulo/emiratos-arabes/emiratos-arabes-logra-rapido-progreso-proyectos-energia-solar/20230512093536155350.html