14 de junio de 2024

Conoce más sobre el hidrógeno verde, considerado como la energía del futuro.

El hidrógeno verde será la clave de la energía en un futuro libre de combustibles fósiles. Se denomina así al hidrógeno que es producido a través de la energía eólica y solar mediante electrólisis del agua y no emite dióxido de carbono ni otros gases de efecto invernadero durante su producción o uso.

A diferencia del hidrógeno gris, que se produce a partir de combustibles fósiles y emite grandes cantidades de dióxido de carbono, el hidrógeno verde es una forma limpia y sostenible de energía, convirtiéndose en una alternativa clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático.

Diversidad de aplicaciones

Puede ser utilizado en una amplia variedad de aplicaciones, como en el sector del transporte, para alimentar vehículos ligeros, buses, camiones, trenes y barcos; en la provisión de calor a procesos industriales (acero, química y refinerías) y de calefacción mediante diversos sistemas térmicos; y para generar energía eléctrica mediante centrales térmicas de combustión.

Del mismo modo, el hidrógeno verde puede emplearse para la producción de combustibles sintéticos, como el metano sintético, el cual es muy atractivo porque permite el uso continuo de la infraestructura actual del gas natural. Es un combustible versátil y puede ser usado en una amplia variedad de aplicaciones, lo que lo hace más adaptable a diferentes necesidades energéticas.

Este a su vez contribuye con la transición energética, ya que posibilita que los bienes y servicios de las actividades económicas sean más competitivos por el uso de energéticos con muy baja huella de carbono, y al mismo tiempo crea un nuevo sector de demanda energética de energías renovables, así como toda una cadena de valor a los procesos y las actividades productivas.

El hidrógeno verde puede transformarse en amoníaco para la producción de fertilizante, en metanol como insumo para diferentes sectores productivos y como combustible. Y al no emitir gases de efecto invernadero ni contaminantes atmosféricos, este puede mejorar la calidad del aire en las ciudades y reducir los efectos negativos para la salud de la población.

A pesar de ser uno de los elementos más abundantes del universo su producción todavía es relativamente costosa en comparación con la producción de hidrógeno gris. Sin embargo, se espera que los costos disminuyan a medida que aumente la demanda y la tecnología de producción se vuelva más eficiente.

Y por esta razón es importante ya que además de ayudar a combatir el cambio climático y diversificar las fuentes de energía, apoyará a la innovación y la economía de los países que apuesten por este tipo de hidrógeno.

Su uso en Perú

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) dispuso hace unas semanas la creación de un grupo de trabajo multisectorial que se abocará a proponer opciones regulatorias y promocionales que impulsen y viabilicen el desarrollo de proyectos relacionados al hidrógeno verde en el país.

Sostuvo que es prioritario evaluar el desarrollo de las energías alternativas, entre ellas el hidrógeno verde, que constituye una fuente energética clave para reconfigurar la matriz de energía nacional e incrementar la seguridad energética e impulsar el desarrollo de energías limpias en Perú.

El grupo de trabajo tendrá una vigencia de 180 días y al término de ese tiempo deberá emitir un informe final con las acciones desarrolladas como resultado del trabajo realizado. Las funciones que tiene el mencionado grupo multisectorial son las de identificar y analizar los problemas públicos relacionados al hidrógeno verde, presentar alternativas de solución evaluando los impactos negativos y positivos; así como, plantear los objetivos a ser alcanzados.

Fuente: https://proactivo.com.pe/conoce-mas-sobre-el-hidrogeno-verde-considerado-como-la-energia-del-futuro/