5 de marzo de 2024

La nueva tecnología que promete energía ilimitada combinando fusión y fisión nuclear.

Basándose en investigaciones del prestigioso centro americano de investigación de Sandia Laboratories, la ‘startup’ Fuse asegura que puede cambiar el mundo. Habrá que ver si se queda en ‘vaporware’

Una nueva startup llamada Fuse afirma estar trabajando en una nueva tecnología de generación de energía que combina la fusión y la fisión nuclear para obtener una potencia hasta ahora inimaginable en la reacción de fusión a secas. Aseguran que su primer reactor de prueba empezará a funcionar antes de finalizar el año.

El reactor utiliza Magnetized-Linear Inertial Fusion (MagLIF), una tecnología respaldada por experimentos y estudios previos realizados por el prestigioso Sandia National Laboratories en 2018 que, según Fuse, demuestran que lo que proponen es una vía factible para alcanzar y sobrepasar la promesa de la fusión nuclear con el añadido de la fisión nuclear. Esta combinación multiplicaría la producción eléctrica de la fusión añadiendo una segunda etapa de reacción de fisión.

Según Fuse, MagLIF es la única tecnología viable para crear una planta híbrida de fisión-fusión, que no sólo ofrecerá una fuente de energía 100% limpia e ilimitada, sino que además puede solucionar la gestión de residuos nucleares porque el reactor de fisión en el MagLIF utilizará el combustible gastado en centrales convencionales.

Cómo funciona

La compañía afirma que su tecnología de MagLIF integra tecnologías de fusión probadas de contención inercial por implosión combinado con la generación por pulsos. El reactor utilizará una gran batería para enviar un pulso de energía a un objetivo de fusión, provocando su implosión y la reacción de fusión. Este concepto fue probado en la ‘máquina Z’, que es “el generador de ondas electromagnéticas de alta frecuencia más grande del mundo, diseñado para probar materiales en condiciones de temperatura y presión extremas”. Esta máquina puede generar potencias gigantescas durante un tiempo muy limitado.

El pulso del primer reactor MagLIF, llamado Titan, será de un teravatio. Para hacerse una idea de lo que esto supone, un informe de Public Power de fecha de febrero de 2023 afirma que Estados Unidos tiene casi 1,3 millones de megavatios de capacidad de generación, o lo que es lo mismo, 1,3 TW. El Titan estará completo, aseguran, en 2023. Después vendrá Z-Star en 2025, un generador MagLIF de 15 TW. Y finalmente estará Apeiron-I, con una fecha de finalización todavía sin anunciar.

Pero la clave de Fuse está en usar el proceso de fusión por pulso para iniciar una reacción de fisión en isótopos fisionables, como el Uranio-238. La fisión de estos isótopos libera una cantidad significativa de energía adicional, que es donde entra en juego la multiplicación de la energía por 100 a 200 veces mencionada anteriormente. En términos simples, la fusión nuclear crea una cantidad inicial de energía, que luego se utiliza para desencadenar una reacción de fisión, liberando aún más energía. Este proceso combinado de fusión seguida de fisión permite una salida de energía mucho mayor que la que se podría lograr mediante cualquiera de los procesos por sí solo.

Reutilización de residuos nucleares

El Uranio-238 es un subproducto común y abundante de las plantas de energía nuclear existentes. La tecnología de Fuse, afirma la compañía, utiliza Uranio-238 en un área de reacción alrededor del reactor de fusión. El proceso de fusión genera una alta cantidad de neutrones que, cuando entran en contacto con el Uranio-238, inician una reacción de fisión. Esta reacción no solo libera una gran cantidad de energía adicional, sino que también reduce la vida media de los actínidos al exponerlos a estas altas cantidades de neutrones.

Según Fuse, esta tecnología estará en el desarrollo de Apeiron-I, una máquina cuyo pulso podrá llegar a 350 Teravatios. La startup afirma que ésta será la versión que usará la reacción de fisión para multiplicar la potencia generada.

No habrá que esperar mucho para ver si Fuse puede realmente cumplir todas estas fantásticas promesas. Hay que recordar que, aunque esta tecnología es prometedora, la energía nuclear de fusión es un campo muy complejo y experimental que hasta ahora ha dado pocos resultados. La implementación a gran escala y la comercialización todavía tienen grandes obstáculos por delante y, la realización de estos proyectos, deberán superar numerosos desafíos técnicos y reguladores en los próximos años.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2023-10-11/energia-fusion-fision-fuse_3751942/