20 de julio de 2024

La crisis energética en Europa y el contraste con el auge del petróleo y el gas en Argentina

En el Viejo Continente se esperan cortes masivos de luz en las capitales. Falta gas, vientos, desactivaron centrales nucleares y consumen más energía sucia. Aquí, Vaca Muerta lidera la producción de hidrocarburos y se exporta a Chile y Brasil.

Mientras en Europa debaten si la mejor salida a la crisis energética son los cortes masivos de electricidad, en América Latina la Argentina recuperó los niveles de producción récord de petróleo y gas en casi una década y exporta energía a Chile y Brasil.

Según datos oficiales a los que accedió Ámbito, en noviembre pasado se produjeron 557.000 barriles diarios de petróleo en el país, un 2,6% más que en octubre, y una cifra que no se registraba desde octubre de 2012.

Por el repunte de la actividad en Vaca Muerta la producción de crudo no convencional ya representa el 37% del total, con un crecimiento de 64% interanual. El mes pasado la formación neuquina produjo unos 204.000 barriles diarios de petróleo no convencional, un 4% más que en octubre. Pero la provincia de Neuquén en total alcanzó los 236.784 barriles por día, lo que representa el mayor volumen registrado en los últimos 17 años. Las áreas que más aportaron fueron Bajada del Palo Oeste, Coirón Amargo Sur Este, Bandurria Sur y Bajo del Choique-La Invernada.

Al mismo tiempo, también por el mayor fracking en Vaca Muerta, la producción de gas sigue en alza. En noviembre en el país se produjeron 128 millones de metros cúbicos por día, un poco más que en octubre cuando la producción alcanzó los 127 millones. La producción de gas total a nivel nacional alcanzó un aumento interanual de más del 10%, mientras que en el segmento de la no convencional el crecimiento fue del 40,9%.

El shale gas ya representa un 52% del total de la Argentina, con 66,3 millones de metros cúbicos en noviembre, superando en un 18% los niveles que se tenían en febrero del 2020, antes del inicio de la pandemia. En Neuquén, por la aplicación del Plan GasAr, la mayor actividad se registró en las áreas El Orejano, Aguada de Castro y Río Neuquén.

De los 51 rigs activos hoy (17 en Golfo San Jorge y 31 en la Cuenca Neuquina), el no convencional mantiene el 50% de los equipos activos de perforación, con un incremento de las etapas de fractura de 1.183 en octubre a 1.307 en noviembre. En la actualidad hay 11 equipos para YPF, cuatro para Pan American Energy (PAE), tres en Tecpetrol y otros siete se reparten entre Shell, Total, Vista Oil&Gas, Phoenix y Capex. En el último semestre la distribución de etapas reveló que Halliburton y Schlumberger hicieron el 80% (3.477 HASA y 2.224 SLB), mientras que Weatherford alcanzó 277 (4%), Calfrac unas 641 (9%) y Tenaris otras 476 (7%).

“El trabajo incansable que estamos haciendo desde la Secretaría de Energía, en conjunto con todos los actores del sector, está dando buenos resultados. Estamos en la dirección correcta y eso nos permite impulsar un sector clave para la reconstrucción de una Argentina federal”, resaltó Darío Martínez, titular de la cartera.

“Por mandato del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner trajimos reglas claras y previsibilidad al sector y eso se tradujo en más producción, en más puestos de trabajo, más divisas por exportación para el país, más pymes, industria y tecnología nacional”, agregó el funcionario nacional.

El secretario de Energía destacó la puesta en marcha del Plan Gas.Ar, para generar esas reglas claras y previsibilidad que reclamaba el sector. “Hoy hemos logrado poner de pie un sector que aumenta su producción y eso es bueno para todos los argentinos y argentinas porque genera nuevos puestos de trabajo y que más pymes abran sus puertas, impulsando la industria y el desarrollo nacional”, celebró.

El gobernador neuquino Omar Gutiérrez aseguró que “estos números están sacando adelante a la provincia, a la Patagonia y al país” y recordó que el petróleo es un commodity y el gas es un insumo motor para fortalecer la transición energética. “Hay que capitalizarlo, si no es como pretender ir al Mundial sin Messi”, comparó el mandatario.

Es que en la Argentina no sólo aumenta la producción, sino que ya se exporta energía a Chile y Brasil. Al país trasandino se acordó el envío desde octubre y hasta fines de abril de hasta 11 millones MMm3/d. En firme son 6 millones MMm3/d. En tanto, la empresa Integración Energética Argentina (IEASA) firmó un contrato de exportación con la central termoeléctrica brasilera Ambar Uruguaiana Energía por casi 57 millones de metros cúbicos a u$s 43,80 por millón de BTU, lo que significará un costo final de la operación de u$s92 millones.

En este marco, Martínez resaltó que el aumento de producción permite generar un “círculo virtuoso”, que es “muy bueno para el país federal que queremos, porque a la vez que ahorramos divisas, las provincias productoras reciben más realías para destinarlas a educación, salud, seguridad o lo que crean prioritario”.

“Mientras en el mundo falta gas, lo que lleva a que los países centrales suban el precio de los servicios, en la Argentina aumentamos la producción, y este aumento es posible gracias a políticas concretas y decisiones acertadas”, concluyó el secretario Martínez.

Argentina en alza, Europa en crisis energética
Las cifras de producción de petróleo y gas y el incremento del consumo de energía para reactivar a la economía contrastan con lo que sucede hoy en Europa, en plena crisis energética por las bajas temperaturas, la falta de provisión del servicio eléctrico en hogares e industrias y la disparada de los precios del gas y la tarifas.

En el Viejo Continente se pronostica que las temperaturas caerán por debajo de cero grados centígrados en varias capitales, lo que afectará a las redes eléctricas que ya se ven afectas por las bajas velocidades del viento y los graves cortes nucleares en Francia. Para peor, Rusia comenzó a limitar los flujos de gas natural a través de una importante ruta de tránsito hacia Alemania. Según Bloomberg, está previsto que esa ruta se utilice solo parcialmente en enero.

Los precios de la energía en Europa se dispararon en las últimas semanas, en particular el gas, que trepó más del 600%. El contrato de gas de referencia de la región subió casi 9% el lunes pasado (un solo día) y cerró un récord, mientras que la energía eléctrica de Alemania, un punto de referencia en Europa, subió hasta 5,7% a un récord de 256,25 euros (289 dólares) el megavatio-hora. El contrato francés saltó un 9% a un máximo histórico. En Argentina el costo de la energía eléctrica ronda los u$s 70 el megavatio-hora.

El aumento de los precios genera más inflación y la necesidad de recurrir a fuentes de energía más sucias, más contaminantes. Y todo indica que se deberá interrumpir el servicio eléctrico. Jeremy Weir, director ejecutivo del comerciante de materias primas Trafigura Group, advirtió que Europa podría experimentar apagones continuos y masivos con un invierno frío.

En Francia la empresa Electricite de France SA anunció que detuvo los reactores, que representan el 10% de la capacidad nuclear del país, dejando a la región a merced del clima en pleno invierno en enero y febrero. Con esta decisión, los productores de electricidad tendrán que usar más gas para mantener las luces encendidas.

La rusa Gazprom reservó alrededor del 21% del gasoducto Yamal-Europa para Alemania, a pedido del nuevo gobierno de coalición. Pero esa limitación podría obligar a Europa a depender de sus ya débiles inventarios. Los sitios de almacenamiento están en 60%, un mínimo histórico para esta época del año.

A la poca disponibilidad del gas, se le suman las demoras para despachar buques con Gas Natural Licuado (GNL) desde Asia y la falta de fuertes vientos, que encima provocan una caída de la generación de energía eólica en Alemania, Francia y el Reino Unido. La crisis energética en Europa es una realidad, por ahora la única salida son los apagones masivos.

Por Sebastián D. Penellispenelli@ambito.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *