24 de abril de 2024

Los combustibles fósiles lideran el consumo de energía a nivel global.

El petróleo y el carbón siguen en alza a pesar del aumento de las energías verdes.

A pesar del crecimiento récord de las energías renovables, según el informe estadístico publicado a finales de junio por el Energy Institute (EI) -junto a sus socios KPMG y Kearney-, las emisiones globales relacionadas con la energía aumentaron nuevamente. Es más, el predominio de los combustibles fósiles se mantuvo en casi el 82% del consumo total.

La demanda mundial de energía primaria se ralentizó en 2022, aumentando tan solo un 1,1% (+6,6 EJ) en comparación con el 5,5% de subida del año anterior (+31 EJ), situándose un 3% por encima del nivel de 2019. El consumo aumentó en todas las regiones excepto en Europa (-3,8%) y la Comunidad de Estados Independientes, CEI (-5,8%). La participación de renovables (excluyendo la hidroeléctrica) en el consumo de energía primaria alcanzó el 7,5%, lo que supone un aumento de casi el 1% con respecto al año anterior.

Por su parte, las emisiones de energía continuaron recuperándose con fuerza, alcanzando un récord de 39.300 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente, lo que representa un aumento del 0,8% con respecto a 2021. Cerca del 50% del total de emisiones se produjo en Asia Pacífico, con China como el país más contaminante de la región rondando los 12.000 millones de toneladas emitidas. El 16,5% del total de emisiones se produjeron en América del Norte, con EEUU a la cabeza con casi 5.300 millones de toneladas.

Por tipo de combustible, el informe indica que el petróleo continuó siendo el más utilizado en 2022, representando casi un tercio del mix energético mundial (31,5%), en un año en el que el precio del barril de brent subió un 40%, marcando un promedio de 101 dólares el barril, el más alto desde 2013. Aunque el consumo de crudo aumentó en 2,9 millones de barriles diarios el pasado año, hasta alcanzar los 97,3 millones de barriles al día, éste se mantuvo un 0,7% por debajo de los niveles de 2019. La gasolina y el diésel representaron algo más de la mitad de la demanda total y, aunque la demanda de petróleo relacionada con la aviación representó el mayor crecimiento, se mantuvo en más de 1,7 millones de b/d por debajo de los niveles de 2019. Por regiones, los países de la OCDE aumentaron su consumo en 1,4 millones de b/d y los no pertenecientes a la OCDE lo hicieron en 1,5 millones de b/d.

Sube el consumo del carbón

El carbón sigue ocupando la segunda posición en el mercado, con una participación en el mix de energía primaria del 27% en 2022, con cifras récord del precio de este combustible de 294 dólares por tonelada de media y el precio del mercado asiático marcando 225 dólares por tonelada de media, lo que ha supuesto aumentos del 145% y del 45% respectivamente en comparación con el año anterior. El consumo de carbón creció un 0,6% en 2022, hasta los 161 EJ, su nivel más alto desde 2014. China e India representaron casi el 70% del crecimiento de la demanda, con aumentos del 1% y del 4%, respectivamente, que han sumado 1,7 EJ de manera conjunta. El consumo de carbón tanto en América del Norte como en Europa disminuyó un 6,8% y un 3%, respectivamente. En 2022, el consumo de los países de la OCDE fue alrededor de un 10% inferior al nivel anterior a 2019, mientras que el consumo de carbón fuera de la OCDE fue un 6% superior. Por su parte, la producción mundial de carbón aumentó más del 7% en comparación con 2021, alcanzando un récord de 175 EJ. China, India e Indonesia representaron más del 95% del aumento de la producción mundial.

El gas natural ha reducido ligeramente su peso en el mix energético al 23,5% en 2022, un año en el que los precios de este combustible han alcanzado niveles récords en las tres principales regiones gasíferas.

Fuente: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/12410488/08/23/el-gigante-inmobiliario-chino-evergrande-se-declara-en-bancarrota-en-eeuu.html