23 de julio de 2024

Energías renovables: una apuesta ambiental y económica para Santa Fe.

La provincia de Santa Fe cuenta con buenas condiciones geográficas y sociales para avanzar con el desarrollo de energías verdes que permitan reducir el impacto ambiental.

La transición energética hacia un sistema alimentado mayoritariamente por energías renovables aparece como uno de los caminos para enfrentar el calentamiento del planeta, causado en gran parte por la quema de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón en el transporte y la industria.

La provincia de Santa Fe es importadora de energía, ya que compra electricidad al sistema nacional y gas a otras provincias. “A la hora de pensar la transición energética desde Santa Fe es claro que las renovables son nuestra única oportunidad, tenemos muy buena radiación solar y buenos suelos y este tipo de actividades se pueden desarrollar muy bien”, señaló Franco Blatter, subsecretario para la sostenibilidad del Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de la provincia.

En la actualidad, entre el 80 y el 90% de la energía que se consume en la provincia proviene de fósiles, algo que además pone en desventaja a las empresas santafesinas en materia de huella de carbono: “El modelo histórico que tenemos nos cuesta caro y nos deja una huella de carbono”.

Para el funcionario, todo lo relativo al desarrollo de las energías renovables “genera un círculo virtuoso que incluye lo ambiental pero también lo económico y lo social, por eso queremos llevar las renovables a instituciones como los clubes y a diferentes municipios y comunas, con mirada inclusiva y democratizante

Programas ambientales

Existen diferentes programas para promover el desarrollo y uso de renovables en la provincia en el marco del ministerio de Ambiente, desde donde se trabajan programas de generación distribuida y educativos.

Uno de esos programas es el CASE (Club Ambiental Solar y Educativo) que busca llevar las renovables a los clubes. “Hoy tenemos 200 clubes son calefones solares en 150 localidades. Les damos aportes y también trabajamos la educación”, contó Blatter, quien recordó que la iniciativa empezó en pandemia y por eso eligieron trabajar con los dirigentes y no con los chicos.

“Ese accidente de partida resultó beneficioso porque con los dirigentes generamos talleres de gestión de energía, se creó una red e hicimos relevamientos de los cuales salió un dato: 8 de cada 10 clubes no tenían leds, a pesar que el 80% del consumo de un club de barrio es la iluminación”. A partir de allí se reformuló el programa y se destinaron fondos para la incorporación de esa tecnología. “Fue un camino durante el cual aparecieron otras necesidades y se reformuló el programa”.

Generación distribuida

Otro de los programas es ERA (Energía Renovable para el Ambiente), a partir del cual los usuarios de la red eléctrica se convierten en generadores. “Cada uno puede generar su propia energía renovable, consumirla y si le sobra la puede inyectar en la red y recibir plata. Desde la mirada de la política pública es algo muy importante, por eso acompañamos con créditos del Plan Renovable del cual estamos lanzando la segunda etapa”, informó Blatter.

El Plan Renovable 2 busca financiar la instalación de calefones solares de industria nacional y la instalación de paneles fotovoltaicos con montos para los vecinos de hasta 1 millón de pesos con tasas del 15% anual y 48 cuotas, mientras que para monotributistas o pymes llegan a los 20 millones de pesos con una tasa del 30% anual y 60 cuotas. “La clave es que es financiamiento con tasas negativas y no excluye de otras líneas, es realmente positivo porque en 4 o 5 años se amortiza la inversión con equipos que duran 20 años”, puntualizó el funcionario.

La energía distribuida significa cuidado del ambiente y también ahorro de recursos: “Cada vez que un vecino se lanza su propia energía y nos vende lo que sobra es energía que no compramos al sistema nacional, es dinero que queda acá en la provincia”, explicó, para agregar que al día de hoy el 0,25% de la energía en Santa Fe proviene de los usuarios, lo cual coloca a la provincia en situación de liderazgo a nivel nacional.

“En 2013 se instaló el primero y esperamos que venga el 5% del total. Santa Fe es líder en Argentina en generación distribuida, a eso lo acompañamos con créditos porque es la clave ya que permite que las empresas y los vecinos tengan crédito blando, se capitalicen y hagan instalaciones”.

Educación, un eje clave

Blatter contó que desde la gestión se trabaja en torno a una campaña educativa para escuelas secundarias, terciarias y también para universidades llamada “Cambiá el foco”, una actividad de educación ambiental que promueve la democracia energética y el conocimiento acerca de cómo se puede hacer un uso más eficiente de la energía. “Muchos chicos desconocen que la mayoría de la energía que consumimos viene de la quema de combustibles fósiles y que por eso hay que cuidar su consumo. Compartimos tips como porqué el aire hay que tenerlo en 24 grados o cómo se lee una boleta, son muy buenas actividades que generan mucho interés”, dijo.

Inversiones en carpeta

Santa Fe licitará en los próximos meses proyectos de energías verdes bajo el nombre de Santa Fe Renovables, un programa que busca potenciar la generación de energía fotovoltaica, eólica y a partir de la biomasa.

El objetivo del gobierno provincial es poder así mejorar la infraestructura, bajar los costos y contribuir a la mitigación del cambio climático a partir de la sustitución de combustibles fósiles, así como desarrollar una cadena de valor regional.

“Con la EPE hicimos el programa Santa Fe Renovables que se lanza en abril y que busca incorporar 25 megas de energía renovable en diferentes proyectos solares, eólicos y de biomasa en el norte. Son escalas grandes con otro volumen”, detalló Blatter.

Fuente: https://www.airedesantafe.com.ar/jorgelina-hiba/energias-renovables-una-apuesta-ambiental-y-economica-santa-fe-n443502