23 de julio de 2024

China se ha propuesto el más difícil todavía en su nueva megaconstrucción: una presa a 5.000 metros de altitud.

Lo más difícil todavía. Por si construir una central hidroeléctrica no fuera un desafío lo suficientemente complejo, en China han decidido ir un paso más allá y hacerlo en un lugar remoto. Y alto. Sobre todo alto. China Daily, diario ligado al Partido Comunista Chino, acaba de publicar un informe sobre los últimos avances en la central de Maerdang, que se está construyendo a 5.000 metros sobre el nivel del mar, lo que la convierte en “la instalación de mayor altitud de su tipo”.

Su objetivo: sumarse a su apuesta verde.

¿Una central a 5.000 metros de altitud? Así lo detalla China Daily, que precisa que la central se sitúa en el condado de Maqen, provincia de Qinghai, a alrededor de 5.000 metros sobre el nivel del mar a lo largo del río Amarillo.

Su informe —compartido el Consejo de Estado del país— no detalla las dimensiones de la infraestructura, pero un comunicado publicada en 2013 por Hydrochina Corporation sobre un proyecto de central hidroeléctrica en el mismo río, cinco kilómetros aguas arriba de Lajia, en Maqen, contemplaba una presa con una altura máxima de 211 metros y un almacenamiento de 1.482 millones de m3.

¿Qué potencia tendrá? Eso sí lo detalla China Daily: su capacidad instalada total será de 2,2 millones de kilovatios y se espera que genere un promedio de más de 7.300 millones de kilovatios-hora (kWh) de electricidad al año.

Gracias a esa potencia su operador, China Energy Investment (China Energy) confía en que la central permita reducir 2,56 millones de toneladas métricas de consumo equivalente de carbón estándar y 8,16 millones de toneladas de CO2. Maerdang es además la primera instalación integrada de energía limpia de la compañía que incorpora hidroeléctrica, solar y almacenamiento de energía.

¿Qué tiempos maneja China? La central hidroeléctrica está en plena construcción, aunque con las obras ya avanzadas. El objetivo de sus responsables pasa de hecho por que empiece a operar en cuestión de un año, en marzo de 2024. Según precisa Li Hongxin, subdirector de Qinghai Maerdang, una unidad de China Energy, el proyecto está casi terminado. Entre otros desafíos, Maerdang han tenido que hacer frente al impacto de la pandemia. Interesting Engineering señala que el proyecto incluye una presa y la construcción inicial arrancó en 2012.

¿Es la primera estructura de ese tipo? En Pekín no les tiembla el pulso con las megaestructuras. Uno de sus grandes proyectos es de hecho la conocida como presa de las Tres Gargantas, una planta hidroeléctrica ubicada en el curso del río Yangtsé con una capacidad de 22.500 MW. Hace un año las autoridades chinas sumaban otro fichaje a su colección de infraestructuras energéticas con la central hidroeléctrica de Lianghekou, localizada sobre el río Yalong, en Garzê.

La construcción de Lianghekou destacaba también por su elevada ubicación: está erigida a una altitud media de 3.000 metros. China Daily asegura no obstante que la marca alcanzada en Maerdang será incluso mayor, de alrededor de 5.000 metros sobre el nivel del mar. Un estudio publicado en 2009 por investigadores durante la 14th Youth Conference on Communication señalaba, al hablar de la central de Maerdang, que el nivel de agua normal de diseño de la central es de 3.270 m.

¿Son hidráulicas todas lasgrandes estructuras? No. En 2020 China se marcó el objetivo de convertirse en un país neutral en carbono para 2060 y hace no mucho el presidente Xi Jinping insistía en que el gigante asiático debe “acelerar la transformación ecológica, implementar estrategias de conservación, desarrollar industrias ecológicas y bajas en carbono, promover el consumo ecológico y promover métodos de producción y estilos de vida bajos en carbono”.

China ya es un referente mundial en renovables y, más allá de la fuerza de su industria o disponibilidad de recursos, se ha dotado de grandes infraestructuras, como el enorme parque eólico offshore (43,3 gigavatios) que quiere leventar en Chaozhou; o su megaproyecto de placas solares en Mongolia Interior, con 196.000 paneles, lo que la convierte en la mayor de su tipo ubicada en un desierto.

Fuente: https://www.xataka.com/energia/china-se-ha-propuesto-dificil-todavia-su-nueva-megaconstruccion-presa-a-5-000-metros-altitud