20 de julio de 2024

Maple: la tecnología que podría transformar por completo la energía en el mundo.

Maple, un plan espacial futurista de energía solar, podría ayudar a salvar el mundo. Ali Hajimiri lleva más de diez años investigando cómo colocar paneles solares en el espacio y desviar la energía hacia la tierra. Las tres preguntas que siempre se repiten sobre su proyecto son las siguientes: “¿Por qué no poner paneles solares en la tierra? ¿Vas a freír pájaras en el cielo? ¿Estás construyendo una estrella de muerte? CNN ha divulgado declaraciones sobre diferentes especialistas sobre el tema que pasamos a replicar a continuación. El profesor de Ingeniería Eléctrica de Caltech bromea sobre las preguntas que le hace la gente cuando habla sobre su proyecto. Señala que está pensando en imprimir las respuestas en una tarjeta: “La llevaré en la cartera para enseñársela a la gente”.

Hajimiri no siempre tuvo el mismo interés por la energía solar especial. De hecho, no fue hasta que la estudió con detenimiento que comenzó a verla con otros ojos: “Por término medio, se obtiene ocho veces más energía en el espacio que con la energía solar en la Tierra”. Por otra parte, asegura que el rayo no supone ningún riesgo para los animales y no será la estrella de la muerte, porque no será lo bastante potente como para poder usarse como un arma.

En 2023, Hajimiri y su equipo progresaron bastante en este proyecto que ya está más cerca de ser una realidad que un sueño.

Maple: el prototipo solar espacial que nos acerca al espacio

El pasado mes de enero (de 2023), lanzaron Maple, un prototipo solar espacial de 30 centímetros de largo equipado con transmisores flexibles y ligeros. La finalidad era recoger energía del sol y enviarla de manera inalámbrica al espacio. Alcanzaron un objetivo, consiguiendo encender un par de LED. Sin embargo, el propósito de Maple era descubrir si también se podía transmitir energía detectable a la tierra.

En mayo de 2023, el equipo puso en marcha un simulacro para robar. Tuvo lugar en una azotea del campus de Caltech en Pasadena, California, Hajimiri y los demás científicos captaron la señal. La cantidad de energía detectada era remota, demasiado pequeña para ser considerada útil, pero habían logrado transmitir energía inalámbricamente desde el espacio, todo un logro. “No fue hasta después cuando nos dimos cuenta de que se trataba de muy especial”, acota el experto.

Maple es tachado de “descabellado” para algunas personas

Pensar en energía solar especial puede sonar descabellado y futurista, pero la idea lleva instaurada mucho tiempo. Ya en 1941, el escrito de ciencia ficción Isaac Asimov habló de ella en un cuento. A partir de ahí, Estados Unidos, China y Japón han investigado acerca de la viabilidad de esta idea, pero ha sido descartada durante años. “Su rentabilidad era descabellada”, señala Martin Soltau, CEO de la compañía británica Space Solar.

Puede que esta realidad cambie ahora, a medida que el coste del lanzamiento de satélites sea más bajo, la tecnología solar y robótica avanzan y existe una necesidad de obtener energía limpia abundante para sustituir los combustibles fósiles que calientan el planeta. Hay “un nexo de unión de distintas tecnologías justo cuando lo necesitas”, confiesa el profesor emérito de Ingeniero de naves especiales de la Universidad de Surrey (Reino Unido), Craig Underwood.

¿Maple es posible?

¿Maple ha llegado justo a tiempo? Underwood, profesor del Reino Unido, ha opinado sobre la energía solar especial y advierte que no tiene “nada de ciencia ficción”. “El gran obstáculo ha sido simplemente el coste de poner una central eléctrica en órbita”, admite. Los últimos diez años han sido decisivos para que exista un cambio de paradigma, dado que compañías como SpaceX y Blue Origin comenzaron a producir cohetes reutilizables. Todo indica que Maple llega en el momento preciso para demostrar de lo que es capaz la energía solar espacial.

Fuente: https://www.ecoticias.com/energias-renovables/maple-futuro-energetico