20 de julio de 2024

Generación y consumo de energía: los pilares fundamentales en la reducción de carbono.

Argentina tiene un gran potencial en materia de energías renovables y la industria nacional está totalmente capacitada para seguir avanzando en su aprovechamiento para la reducción de CO2.

Los vientos de la Patagonia, las mediciones de radiación solar en la región del Noroeste Argentino (NOA), y la región del Noreste Argentino (NEA) y la región Núcleo (Pampa húmeda) son propicias para el desarrollo de la biomasa. Así también, el país cuenta con gran cantidad de ríos para aprovechamientos hidráulicos.

Según el informe de Global Energy Monitor (GEM), organización sin fines de lucro basada en Estados Unidos que se encarga de monitorear el desarrollo de energía limpia, América Latina tiene los recursos necesarios para convertirse en líder del mercado global de energías renovables con un equivalente a mil millones de paneles solares en proyectos a gran escala que entrarán en funcionamiento hasta 2030.

Un ejemplo de estas energías se puede ver en Buenos Aires, en los techos del Metrobus 9 de Julio y en el Centro de Trasbordo de Retiro, donde hay más de 700 paneles solares que inyectan energía a la red eléctrica. Según los cálculos, dos estaciones generan 110.000 kW por año de energía que se inyecta directamente al sistema eléctrico de la Ciudad, sumado a que la instalación evita la emisión de 44 toneladas anuales de CO2.

Al respecto, José Tamborenea, presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), organizadora de BIEL Light + Building Buenos Aires 2023, expresó: “Esto demuestra que las energías renovables dejaron de ser alternativas y pasaron a ser la opción principal y complementaria de las energías convencionales. Tienen muchas ventajas ya que reducen la emisión de carbono, ayudan a reducir el consumo de combustibles, son más económicas que las energías fósiles, generan empleo y desarrollo de proveedores nacionales. Además, permiten una planificación a largo plazo, las energías renovables seguirán creciendo y son inevitables”.

Otro factor que suma en la propuesta de disminuir el consumo de energía y, por consiguiente, disminuir la emisión de CO2 en las ciudades es la industria del alumbrado público, un factor relevante para sacarle el máximo beneficio a este tipo de energías. Se observó que el recambio de luminaria LED permite reducir hasta un 70% las emisiones de carbono, contribuyen a un uso más eficiente de la energía, y poseen mayor vida útil con una gran resistencia a las inclemencias del tiempo como viento, lluvia y granizo. En Argentina, este recambio en el alumbrado público comenzó hace 10 años y se trata de un avance tecnológico permanente, con alta eficiencia energética, robustez, diseños actualizados y respaldo técnico nacional.

“La industria nacional está totalmente capacitada para seguir avanzando en el aprovechamiento de energías renovables y bajar la emisión de carbono, para conseguir un futuro limpio y un desarrollo sostenible. Tenemos la capacidad productiva para atender la demanda que se necesita, el personal idóneo y los productos con calidad acorde a los estándares internacionales”, señaló José Tamborenea.

En los últimos años las empresas han invertido mucho en equipamiento y en mejoras de cada una de sus etapas productivas, tal como se puede ver en cada edición de BIEL Light + Building Buenos Aires, donde el sector exhibe las últimas innovaciones y desarrollos tecnológicos. Tal es el caso de la industria de alumbrado público que en nuestro país reúne a 23 empresas nacionales, produce 500.000 luminarias led por año y genera 14.000 empleos directos e indirectos. Además, al desarrollar productos de tipo tecnológico, implica procesos productivos que agregan know how y conocimiento a la industria nacional, que puede ser aprovechado por otras empresas nacionales.

Fuente: https://www.ambito.com/energia/generacion-y-consumo-los-pilares-fundamentales-la-reduccion-carbono-n5691706