24 de abril de 2024

Este “molino sin aspas” permite generar energía en aguas con poca corriente. La clave: los vórtices.

Su aspecto invita a pensar más en una boya náutica que en una moderna turbina hidráulica, lo que es en realidad. Y ocurre así por una razón muy sencilla: SETUR, un ingenio de Vortex Hydrokinetics, no incluye las aspas que estamos habituados a ver en este tipo de dispositivos ideados para la generación de electricidad.

Sus artífices han prescindido en su diseño de cualquier tipo de álabe marcándose un objetivo claro: la generación de energía en caudales de baja velocidad, lo que le abre un amplio abanico en el que se incluyen desde ciertos tramos de ríos y canales hasta corrientes de marea o incluso en océanos, con flujos próximos a la superficie.

Para lograrlo SETUR se aprovecha básicamente del fenómeno de los vórtices. El diseño de su rotor, por supuesto, es algo distinto. En vez de incorporar las aspas tradicionales, la turbina incluye una especie de globo unido a un eje fijo que se aloja dentro de una  caja con margen suficiente para que se desplace.

Cuando el líquido fluye a través del interior del dispositivo la pieza se desplaza por la caja contenedora. Durante el proceso el líquido gira y deriva en los vortices que buscan los creadores del prototipo para la generación de electricidad.

Dependiendo de la corriente pueden variar la velocidad y capacidad del dispositivo. Como precisa Design Boom, SETUR se ofrece como una turbina de 5 kW o 500W. “Una punta del eje del rotor está fija, de modo que este puede rodar por la cara interna. Cuando el líquido fluye por el rotor, debido a la inestabilidad del campo de flujo, comienza a girar y se genera vorticidad”, señala la compañía, que explica que el resultado es la rotación del eje que sostiene el rotor.

La compañía asegura que a consecuencia de la pandemia y las dificultades para llegar a sus proveedores tuvo que buscar nuevos fabricantes de piezas, lo que le obligó a su vez a rediseñar sus turbinas para adaptarlas. El resultado, detalla, es una SERTUR M —el modelo de 500W— “perfeccionada y mejor”. Designboom precisa que el dispositivos hidroeléctrico se fabrica además con impresión 3D.

Lo que sí reivindica es que sus dispositivos pueden usarse tanto de forma independiente como integrados en una estructura más amplia, como una central hidroeléctrica con múltiples unidades. Entre las ventajas de SETUR, destacan su ligereza y facilidad de mantenimiento. Entre sus fortalezas se apunta incluso una mayor eficiencia por la falta de fricción y desgaste de las aspas.

El concepto de turbina hidroeléctrica sin aspas no es nuevo. Hace ya algunos años el ingeniero checo Miroslav Sedlácek lanzó un diseño que buscaba sacar partido del potencial de las vías fluviales con corrientes lentas, como pequeños arroyos.

“Promete cambiar la forma en que la corriente de agua se transforma en energía eléctrica, ampliando el aprovechamiento de la  hidroeléctrica a una miríada de fuentes previamente sin explotar, incluidas mareas oceánicas y pequeños arroyos”, recogía por entonces la Oficina Europea de Patentes, la OEP.