23 de julio de 2024

Esta hoja de árbol fotovoltaica puede revolucionar el mundo de la energía y generar agua dulce.

El futuro podría pasar por este tipo de tecnología para generar todavía más energía limpia que en la actualidad.

La sostenibilidad ha llegado a todas las partes de la ciencia. La eficiencia, el objetivo de conseguir energía limpia y la lucha continuada por la subsistencia de nuestra especie está haciendo que cada vez enfoquemos más nuestra mirada a la naturaleza inspirándonos en ella para ver si somos capaces de replicarla y convertirnos en una especie más sostenible y capaz de adaptarse a su entorno de una manera en la que la huella que deja nos permita sobrevivir. Ahora, los investigadores del Imperial College han creado un panel fotovoltaico con forma de hoja de árbol que resulta futurista a la par que muy interesante.

Por ello, el camino es invariablemente tecnológico y sostenible. Ya se han diseñado nuevos tipos de hormigón que permiten almacenar energía como una batería gigante para cargar las luces de los edificios, mientras que utilizar el café para crear cemento más endurecido permitirá hacer estructuras todavía más resistentes con basura reciclada.

La naturaleza, clave en la revolución tecnológica

El archiconocido Imperial College de Londres nos ha traído una nueva investigación que tiene un grandísimo interés en su interior: un nuevo diseño de célular solar de energía inspirada en la naturaleza podría pavimentar el camino hacia las nuevas energías renovables con unas tecnologías que hasta ahora eran insuperables.

La energía fotovoltaica se obtiene de los rayos del sol y se convierte en electricidad, ahora, con un diseño similar al de la hoja de un arbol se ha podido incrementar su eficiencia y además ha cumplido con las expectativas de una manera increíble ya que también tiene otras funciones asombrosas. De esta manera, la nueva célula bautizada como PV-Leaf está construida con materiales de bajísimo coste y podría ser muy útil en el futuro al demostrar que si nos fijamos en la naturaleza podemos ser más eficientes.

Esta célula ha demostrado que puede generar hasta un 10% más de electricidad comparado con los paneles solares convencionales. La pérdida de energía en el proceso de los paneles de toda la vida es del 70% por lo que este sería muchísimo más eficiente, algo que ya ocurre con las plantas que hacen la fotosíntesis.

Además, estas hojas que han sido producidas por el Imperial College de manera sencilla también producen agua fresca en una cantidad sorprendente: 40 mil millones de métros cúbicos de agua fresca anual. Algo que podría conseguirse para el año 2050 si estos paneles se adaptan a los campos de energía solar de hoy en día.

Implementar esta tecnología innovadora similar a una hoja podría ayudar a llevar a cabo la transición energética global mientras se consiguen mitigar dos puntos calientes: la necesidad de mayor energía y el agua fresca – Profesor Christos Markides.

Se eliminan prácticamente todos los problemas de sobrecoste de este tipo de fuentes de energía y además permite obtener energía térmica y agua limpia adaptándose a la temperatura ambiente y a las variaciones del clima.

El potencial de esta tecnología es realmente amplio y puede suponer una creación muy interesante de cara al futuro:

  • Plantea de manera muy interesante la capacidad que tiene la naturaleza de ser eficiente y que el camino es inspirarnos en nuestro planeta para conseguir una eficiencia que no podríamos con nuestro puro ingenio.
  • Esta tecnología además permite conseguir agua potable y energía térmica, frente a la tecnología convencional.
  • La transición energética parece un hecho para el que no hay vuelta atrás. Por ello, se están buscando maneras más inteligentes de ser eficientes.
  • Sin embargo, la eficiencia de es solamente un 10% mayor, pero quizás con mayor investigación se pueda conseguir todavía más capacidad de eficiencia.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/andro4all/tecnologia/esta-hoja-de-arbol-fotovoltaica-puede-revolucionar-el-mundo-de-la-energia-y-generar-agua-dulce.-