23 de mayo de 2024

Australia ya logra almacenar energía solar para minería de hierro.

La generación de energías renovables y la capacidad de almacenamiento impulsan hoy proyectos industriales a gran escala.

El uso de las energías renovables ya entró en la fase de la generación y el almacenamiento de gran magnitud. Al menos es lo que se deduce del anuncio realizado este miércoles por la compañía Hybrid Systems Australia, una firma subsidiaria de Pacific Energy.

Dos sistemas de almacenamiento de energía solar a gran escala ya están activos en la región de Pilbara, al oeste del país oceánico. La compañía informó que ya se completaron los trabajos en las dos instalaciones del sistema de almacenamiento de energía de batería interconectado (BESS), según el acuerdo alcanzado con su cliente, Fortescue Metals Group (FMG).

Las dos mega baterías, que en conjunto totalizan unos 42 MW de producción, reciben energía solar fotovoltaica desde una nueva planta que Fortescue está instalando en la región, con una capacidad de generación de 150 MW.

En este proyecto Hybrid Systems Australia está asociada a Hitachi Energy y Kokam. La energía está destinada a ser utilizada en proyectos de extracción de mineral de hierro en Australia Occidental, una región rica en ese recurso natural, cuya explotación requiere energía abundante y continua.

Nuevas fuentes

La iniciativa de Hybrid Systems Australia es parte de un programa más amplio denominado Pilbara Energy Connect (PEC), que es la punta de lanza a través de la cual Fortescue está desarrollando la generación de energías renovables, almacenamiento de energía y líneas de trasmisión.

En el mismo sentido, FMG también está avanzando en la generación de gas natural para abastecer su proyecto minero Iron Bridge Magnetite.

En la actualidad el principal recurso energético utilizado en proyectos mineros en esa zona del país es el gas natural, sin embargo, hay expectativas en relación a que el almacenamiento a gran escala de energía solar permita reducir en forma significativa la dependencia de gas natural.

Fortescue Minerals Group saltó a las primeras planas de los medios argentinos en noviembre 2021, cuando en el marco de la COP26 de Glasgow (Escocia) el presidente ejecutivo y fundador de la compañía, Andrew Forrest, le anunció al presidente Alberto Fernández y a su comitiva una inversión de US$ 8.400 millones en un proyecto de hidrógeno verde en Río Negro.

Se recordará también que el nexo con el gobierno argentino fue el ex Puma, Agustín Pichot, a esa altura devenido en presidente de Fortescue para la Región Latinoamérica.

La inversión

En el marco de un anuncio en 2020 la directora ejecutiva de Fortescue Metals Group, Elizabeth Gaines, destacó la inversión de 700 millones de dólares australianos, unos US$ 483 millones, que la compañía estaba realizando en infraestructura para facilitar la incorporación al sistema eléctrico de generación solar y eólica a gran escala y “en cualquier punto de la red integrada”.

Esto significa que FMG puede en el futuro continuar incrementando su participación en las energías renovables destinadas a la mina. Por su parte, Andrew Forrest es cada vez más optimista acerca del potencial de las energías renovables para contribuir a descarbonizar las operaciones del grupo empresarial.

El magnate ya presentó su negocio de hidrógeno verde y en enero recibió un sistema de batería prototipo para una minería de larga distancia sin emisiones informaron medios especializados. Entre ellos se destaca un camión de 15 toneladas, con una batería cuya capacidad de almacenamiento es de 1,4 MWh, informó la firma.

En Pilbara FMG también proyecta construir una generación combinada de 5,4 GW de energía eólica y solar fotovoltaica, con una batería que puede almacenar 9 GWh. Y está desarrollando Uaroo Renewable Energy Hub, otro proyecto de energía limpia en la región.

Fuente: https://www.energiaonline.com.ar/australia-ya-logra-almacenar-energia-solar-para-mineria-de-hierro