20 de julio de 2024

Ascienden a 8 los megaproyectos de cobre: demandarán inversiones por u$s 22 mil millones.

Permitirán exportaciones incrementales hasta superar los u$s11.000 millones al año. El único que inició la construcción es Josemaría en San Juan.

Argentina tiene la posibilidad de crecer exponencialmente en términos de cobre ya que tiene, no sólo el potencial geológico necesario, sino que también tiene proyectos en carpeta que están muy avanzados en cuanto a su evaluación técnica y económica.

Según datos de la Secretaría de Minería de la Nación, actualmente hay ocho megaproyectos en distintas etapas de desarrollo para la producción del metal rojo distribuidos en cinco provincias, cuya construcción en los próximos años demandará inversiones por más de u$s22.000 millones y permitirá exportaciones incrementales hasta superar los u$s11.000 millones al año.

Se trata de los proyectos Josemaría, el único que inició la etapa de construcción, con un capex anunciado de u$s4.100 millones; El Pachón que atraviesa la etapa de factibilidad con una inversión inicial de u$s4.500 millones; El Altar en exploración avanzada que requerirá unos u$s 3.000 millones; Los Azules, en estudio económico preliminar (PEA) por u$s2.363 millones, y Filo del Sol, que tiene un costo de construcción de u$s1.266 millones. Todos ubicados en la provincia de San Juan.

En Catamarca, el proyecto Minera Agua Rica Alumbrera (Mara) avanzó a la etapa de prefactibilidad y tiene un retorno de la inversión previsto de u$s3.100 millones. En la zona norte de Mendoza se ubica el proyecto San Jorge -también en prefactibilidad- con una inversión inicial de u$s370 millones, mientras que en Salta la mina Taca Taca se encuentra en estudio económico preliminar por u$s3.583 millones.

Los más importantes en términos de reservas son El Pachón, Los Azules, y Taca Taca, proyectos que sumados representan el 62% de las reservas totales de cobre de Argentina y su construcción y puesta en marcha demandarán más de u$s10.000 millones, casi la mitad de la inversión total proyectada.

En cuanto a la producción, aportarían una capacidad de 693.000 toneladas al nivel de producción de 2020: un 3% de participación mundial. Pero si todos los proyectos estuviesen funcionando a plena capacidad, la participación de Argentina subiría a 5%, con un volumen máximo que superaría los 1,2 millones de toneladas anuales.

Para el año 2030, suponiendo un escenario en donde los 8 proyectos se encuentren produciendo a plena capacidad, esto implicaría un ingreso de divisas adicionales que podría superar los u$s11.100 millones anuales. El resultado de esta proyección cobra una trascendencia aún mayor, ya que sólo las exportaciones de estos ocho proyectos podrían más que duplicar el valor exportado por todo el sector minero en su conjunto.

Fuente: https://www.ambito.com/energia/argentina-tiene-ocho-megaproyectos-cobre-n5864897