5 de marzo de 2024

Usan residuos de posada para producir energía.

Alrededor de 2 mil 500 colaboradores de Cemex se reunieron en Ciudad de México y Monterrey para celebrar dos posadas con motivo de las fiestas decembrinas, en las que implementaron una iniciativa en la que los residuos fueron utilizados como combustible alterno para la fabricación del componente esencial en la industria de la construcción.

Las posadas contaron con el apoyo de Pro Ambiente, empresa filial de CEMEX, encargada de la recolección de los residuos reciclables como vidrio, PET, aluminio y cartón, y los no reciclables y los integra a los hornos de la compañía de materiales para la construcción, donde son aprovechados como energía verde en la producción de cemento, proceso que se conoce como reciclaje energético.

Las operaciones de Pro Ambiente son muy importantes para la fabricación ecológica del cemento, una tendencia a nivel mundial que va de la mano de la economía circular.

En total, se recabaron más de 2 toneladas de residuos que evitaron la generación de más de cinco toneladas de CO2, que equivalen a 608 mil 213 recargas de teléfonos celulares o 396.90 autos de pasajeros que dejan de circular por un día.

Las posadas también promovieron el uso de aplicaciones tecnológicas para evitar las invitaciones impresas y el uso innecesario de papel, por lo que los colaboradores ingresaron al evento con un código QR.

La celebración no sólo estuvo llena de buenos deseos, sino de acciones sostenibles para preservar el planeta y marcar la pauta en la industria de la construcción.