23 de julio de 2024

Cemex usará energía solar para producir cemento más sustentable.

La multinacional mexicana reemplazará el uso de combustibles fósiles con energía termosolar concentrada para ayudar a acelerar la adaptación de la tecnología a la fabricación de cemento.

Cemex va por la descarbonización en la producción de cemento. El gigante de la industria de la construcción anunció que el Departamento de Energía de Estados Unidos otorgó 3.2 millones a Solar MEAD, un proyecto conjunto encabezado por la multinacional mexicana, Sandia National Laboratories y Synhelion.

“El cemento producido con energía solar es una tecnología emocionante con un tremendo potencial para reducir la huella de carbono de la producción de cemento”, dijo Fernando A. González, director general de Cemex. 

Solar MEAD tiene como objetivo reemplazar el uso de combustibles fósiles con energía termosolar concentrada (CST) en la producción de clinker, el principal componente del cemento.

Cemex y Synhelion han estado colaborando para introducir CST en el proceso de producción de cemento, logrando el primer piloto demostrativo exitoso a escala de laboratorio en 2022 al producir el primer clínker solar.

Por su parte, Sandia National Laboratories contribuirá con las instalaciones de investigación como parte de la Instalación Nacional de Pruebas Térmicas Solares y experiencia en la materia para ayudar a acelerar la adaptación de la tecnología a la fabricación de cemento.

La tecnología de Synhelion proporciona calor de proceso a alta temperatura por encima de los 1,500 grados centígrados, calor suficiente para producir el material sin utilizar combustibles fósiles.

La adopción exitosa de esta tecnología en la fabricación de cemento no solo permitirá el reemplazo del 100 por ciento de los combustibles fósiles, sino que también dará como resultado un proceso de captura de carbono más eficiente y de menor costo en comparación con las tecnologías de vanguardia actuales.

Fernando A. González reconoció los desafíos, pero se mostró optimista sobre el futuro. “Alcanzar nuestro objetivo de carbono cero neto para 2050 requerirá una innovación implacable como esta para descubrir y escalar tecnologías innovadoras“.