EL DESPERDICIO DE ENERGÍA EN EL HOGAR

Mucha gente desconoce que buena parte del consumo de energía ocurre en forma de desperdicio, generalmente causado por el calentamiento de los cables de una instalación eléctrica.

multicontactos

Este desperdicio acontece principalmente en circuitos mal dimensionados que trabajan sobrecargados en función del aumento de equipos eléctricos y electrónicos, del uso de materiales inadecuados e incluso, de la compra de productos de mala calidad.

Un circuito mal dimensionado, o sea con tamaño de cable inferior al necesario, o el uso de productos y equipos fuera de las normas, son los principales factores que generan un desperdicio de energía de incluso 40% del consumo total de energía y lo peor, pueden causar graves accidentes e incendios.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos, los problemas en las instalaciones eléctricas son los grandes responsables del alto número de incendios, pero existen soluciones. La inversión que se hace con la adquisición de productos y equipos correctos proporciona retornos en muy poco tiempo en la forma de reducción de los gastos de energía. Esta acción, además de ayudar al combate contra el apagón y accidentes causados por la electricidad  apoya la economía de los usuarios y garantiza la seguridad de las obras y las personas.

Desperdicio de energía

El desperdicio de energía es un problema que tiene dos causas principales: ineficacia de las instalaciones eléctricas (arreglos mal hechos, utilización de materiales de mala calidad (cables de segunda categoría, materiales eléctricos hechos de metales ferrosos bañados en cobre o latón), sobrecarga en los circuitos, entre otras), así como un uso irracional de la energía, consecuencia de malos hábitos y acciones. Como ejemplos podemos citar la costumbre de dejar la luz encendida o mantener equipos electrónicos conectados sin necesidad, el uso de extensiones, el ajuste de aparatos de aire acondicionado y refrigeradores a temperaturas innecesariamente bajas, la utilización de iluminación artificial en locales susceptibles de iluminación natural, etc.

Cabe recordar que en tiempos de racionamiento no basta sólo con comprar equipos que consuman poca energía o cambiar todos los focos de la casa. Si tu instalación eléctrica está sobrecargada, ciertamente estará desperdiciando energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*